Puertas, muros, adobes y jardines del Reino Medio
23 abril, 2018
Una visión desde la tumba de Dagi
25 abril, 2018

Todos los frentes abiertos

Por primera vez en esta campaña el equipo ha podido funcionar a todo gas con los cinco frentes abiertos en el valle de Deir el-Bahari y la zona de Asasif. Los frentes del equipo incluyen las tumbas de Henenu e Ipi en la ladera norte, la tumba E1 en el sector este de la misma necrópolis, la tumba de Djari en la zona baja de Asasif y la de Dagi en la zona alta, entre Asasif y Sheikh Abd el-Qurna. Estos cinco sectores son importantes para nuestras investigaciones porque representan varios cementerios vecinos donde los diversos grupos sociales y profesionales buscaban enterrarse. De hecho, un simple vistazo a la posición de las tumbas de Henenu (TT 313) y Dagi (TT 103), respectivamente el tesorero real y el visir de Mentuhotep II, refleja la distribución de los cementerios que rodeaban el templo del monarca. Ambas tumbas, la primera al norte en Deir el-Bahari y la segunda al sur en Asasif, fueron las primeras en construirse en los límites del complejo de Mentuhotep II, en cuyo interior los oficiales no se podían enterrar. Esto podría indicar la contemporaneidad de ambos y su capacidad como dos de los oficiales más prestigiosos y poderosos de finales de la Dinastía XI para enterrarse justo ante los límites del complejo funerario del rey.

foto01
foto02
foto03
foto04

En las tumbas de Henenu y de Ipi las excavaciones siguen su curso, aunque en el caso del complejo de Henenu queda poco para cerrar con sus excavaciones. Seguramente, el jueves o el viernes de esta semana pongamos fin a las excavaciones en esta tumba y nos concentremos en ir terminando los trabajos de las otras zonas. En ambos complejos podríamos decir que se han cumplido los objetivos de excavar el patio medio y el año que viene tendremos que ir pensando en excavar a los pies de la montaña, donde se localizan las entradas a ambos. Por otro lado, la puerta metálica de seguridad está casi terminada y solamente queda recibir la puerta para instalarla. La limpieza y excavación de la zona, y la construcción de los adobes que protegerán las paredes originales, ya se ha terminado y solamente queda recibir la puerta. Por otro lado, se ha continuado con los trabajos en el sector de Asasif, primero con el estudio y protección del jardín de Djari, que esperamos poder acabar en los próximos días, y por otro lado con la instalación eléctrica en la tumba de Dagi, donde hemos iniciado la preparación de planos que esperamos terminar mañana o pasado.

foto05
foto06
foto07

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *