El principio de …
1 abril, 2018
Henenu, “supervisor del cuerno, la pezuña, la pluma y la escama”
3 abril, 2018

A la espera del permiso de seguridad

La falta del permiso de seguridad (“security clearance”) nos obliga a posponer el inicio de nuestros trabajos de excavación en Deir el-Bahari, aunque el equipo se encuentra animado y todos están con muchas ganas de empezar. Al ser un día más de organización, hemos desayunado a las 9 AM, lo que ha supuesto un alivio para los llegados en la madrugada del día anterior. A posteriori hemos organizado grupos de trabajo para continuar con los preparativos y planes. A pesar de no poder siquiera trabajar en el yacimiento, estos dos días nos van a venir bien para plantear el trabajo intenso de los primeros días y para intentar recuperar el tiempo perdido al final de la semana.

En la mañana Antonio ha estado hablando con uno de los jefes de sector que llegó ayer, Sebastian. El arqueólogo alemán se va a hacer cargo de las excavaciones en el sector este, donde consideramos que se localiza una tumba que no ha sido saqueada desde la antigüedad. Creemos que es importante que los planes de trabajo en esa nueva zona se cumplan de modo sistemático para poder preparar adecuadamente esta parte de la necrópolis para futuras excavaciones. Una cuestión fundamental a responder con el estudio de esta zona es los motivos para la presencia de tumbas de época posterior, como ejemplifica la tumba de Neferhotep (TT 316), fechada a finales de la Dinastía XII o principios de la XIII. Anteriormente, Antonio también habló con el responsable de la tumba de Ipi, Mohamed Osman, quien va a centrarse en la excavación del sector medio del patio de este complejo funerario. El tercer responsable del equipo, la arqueóloga Kelly Accetta, debería unirse al grupo en los próximos días. Junto a estas reuniones se han ido produciendo otras paralelas, incluyendo las charlas del moudir con Lisa Kruck para establecer su papel en la tumba de Henenu, el intenso trabajo que deberá realizar Kei Yamamoto con las cerámicas, el programa de fotografía que debe ir desarrollando Patri Mora o el importante papel de nuestros conservadores, que van a confrontar retos muy importantes en las tumbas del Reino Medio con pinturas murales, los textiles y cartonajes hallados en la tumba de Ipi o los relieves recuperados en la tumba de Henenu. Además, Sebastian y Mohamed han conversado con miembros de sus equipos y han preparado trabajos concretos a realizar desde el primer día en el yacimiento.

En la tarde el equipo ha dado un paseo para estirar un poco las piernas y seguir ofreciendo soluciones e ideas a nuestra situación. Hemos pasado por el templo de Ramsés III en Medinet Habu, donde algunos han charlado sobre los programas de inscripciones de los monarcas del Reino Medio y el Reino Nuevo, llegando hasta la amplia llanura de Malqata, donde se encuentran los restos del famoso palacio de Amenhotep III. En Malqata, estructuras de adobe, escaleras, pasillos, cámaras y habitaciones se suceden en un laberíntico complejo que debió dar forma a un palacio impresionante.

foto01
foto02

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *