Depósito de momificación para un visir del Reino Medio descubierto en Luxor
22 mayo, 2017
A la espera del permiso de seguridad
2 abril, 2018

El principio de...

Para los miembros de la expedición UAH a Deir el-Bahari las últimas semanas de marzo han sido trepidantes en cuanto a compras, preparativos y organización de esta gran aventura científica. Esperamos que el año de trabajo, de investigación y de planes nos permita recoger frutos importantes y, con ello, dar un paso adelante en nuestro deseo de conocer mejor la necrópolis de Deir el-Bahari y los inicios del Reino Medio en Tebas. Pero para algunos esta campaña empezó hace ya varias semanas: uno de nuestros arqueólogos Mohamed Osman, responsable del complejo funerario de Ipi, se ha pasado un par de semanas estudiando varias piezas del complejo de Harhotep almacenadas en el Museo de El Cairo, y Patricia Mora, nuestra fotógrafa, aterrizaba en Luxor a mediados de marzo tras completar una fantástica campaña con la expedición de la Universidad de Jaén en Qubbet el-Hawa. Ellos han sido los primeros en poner en marcha los preparativos del Middle Kingdom Theban Project y dar el pistoletazo de salida a la campaña arqueológica del 2018.

Unos días más tarde llegaron a El Cairo Raúl Sánchez y Antonio Morales (director del proyecto), quienes visitaron el Ministerio Egipcio de Antigüedades y mantuvieron varias reuniones con miembros del ministerio para recoger la documentación y clarificar los permisos de este año. Desgraciadamente, aunque el proyecto cuenta con la aprobación del Comité Permanente de Misiones Extranjeras, debido a las elecciones generales acaecidas esta semana en Egipto ha sido imposible completar, firmar y recoger los permisos de seguridad del equipo. Estos permisos son tramitados y enviados por los cuerpos de seguridad del estado y conllevan la verificación de los perfiles personales (pasaporte, visado, etc.) de los miembros de los equipos extranjeros que van a entrar y trabajar en el país. Esta situación ha llevado al equipo a modificar ciertos planes y continuar centrados en los preparativos del trabajo en el yacimiento mientras el director del proyecto ha trabajado para la consecución de los permisos. En este sentido, los contactos con el Ministerio Egipcio de Antigüedades, la Embajada española en El Cairo, las autoridades de la UAH y el apoyo de nuestros colegas de la UJA en Qubbet el-Hawa nos ha servido para acelerar los trámites. Esperamos contar con los documentos muy pronto.

Hoy domingo domingo de Resurrección es, además, día de nuevos encuentros y llegadas a Luxor. Como nuestro equipo consta de 34 miembros podríamos decir que estaremos constantemente recibiendo y despidiendo a nuestros colegas y amigos. Hoy toca recoger a siete miembros más del equipo en el aeropuerto de Luxor; esa sensación de dar la bienvenida o despedirse de compañeros no hará sino intensificar la sensación de apremio, velocidad y estrés en estas cinco semanas de trabajo. Desde Edimburgo vía Madrid llega Carlos Gracia, que va a trabajar en la epigrafía del complejo de Henenu (TT 313). Desde Sevilla y Valencia han viajado –también vía Madrid– Miriam Luciañez y Jónatan Ortiz. La primera se centrará en estudiar la nueva zona de la concesión en el sector este de la necrópolis, mientras que Jónatan seguirá trabajando con el registro, estudio y organización de los materiales en Henenu. Desde Berlín recibiremos además a la otra epigrafista, centrada en el estudio de la cámara del sarcófago de Ipi (TT 315), Dina Serova, quien ha avanzado bastante en la reconstrucción e identificación de los textos religiosos inscritos en el interior del sarcófago para el visir. Desde el aeropuerto de El Cairo, en vuelo doméstico, se unirá al resto la conservadora egipcia Rawda Abdelhady y el arqueólogo alemán Sebastian Falk. Desgraciadamente el vuelo de Ahmed Tarek, otro conservador, ha sido postpuesto hasta mañana lunes. Ahmed y Rawda serán responsables de la conservación, protección y salvamento de piezas, objetos y representaciones o textos en las tumbas de Henenu e Ipi, respectivamente, aunque también iniciarán trabajos de conservación en las tumbas de Djari (TT 366) y Dagi (TT 103), una vez que los arquitectos y arqueólogos hayan iniciado los trabajos de limpieza de la entrada de ambas tumbas. En cuanto a Sebastian, se encargará de dirigir los trabajos de prospección, estudio y arqueología en la zona este de la necrópolis, que seguro que nos deparará grandes sorpresas.

En el Marsam, mientras, el trabajo va cogiendo ritmo con varios especialistas preparando sus tareas: Kei Yamamoto ha iniciado el estudio de las jarras descubiertas el año pasado en el depósito de momificación; Mohamed Osman discute con Raúl los trabajos arqueológicos y con los materiales; Lisa Kruck prepara sus tareas de trabajo para estar lista en el complejo de Henenu y Patricia Mora continúa tomando fotos de cada tarea, trabajo o momento. Además, Antonio se ha reunido con el equipo de la productora de televisión Wind Fall Films, que ya prepara la grabación de un documental sobre nuestras excavaciones en Deir el-Bahari esta campaña.

Hoy, sin duda alguna, el equipo regresa al número de miembros del año pasado e inicia la campaña con más fuerzas, ganas y objetivos que nunca. Que sean bienvenidos los nuevos miembros y que disfruten, como los que han pasado por aquí anteriormente, de la pasión, emoción y entusiasmo del trabajo de campo en Egipto.

foto01
foto02

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *