¡Felices Pascuas!
16 abril, 2017
Excavando realmente a fondo
18 abril, 2017

Henenu e Ipi a toda vela

Nuestro viaje al yacimiento siempre nos sorprende con algún nuevo detalle en el paisaje, con algún monumento cuyas estructuras pueden verse mucho mejor a esa hora temprana, o con la preparación por parte de los egipcios para recibir a los cientos de turistas que se acercan en las siguientes horas a las zonas arqueológicas. Hoy pudimos ser testigos directos de la organización de un viaje en globo cerca del Rameseo.

Hoy, en la tumba TT 313, Kelly ha terminado de excavar y limpiar la zona noreste del patio, quedando fotografiada y lista para ser documentada y procesada en 3D por Ernesto y Flavio, dos especialistas de la Universidad de Alcalá que nos acompañaran a partir de la semana próxima. En el interior de la tumba, en el estudio fotográfico de la cámara funeraria de Henenu, Sergio estuvo tomando fotografías de los fragmentos de relieve decorados. De esta forma podrán estudiarse las piezas e iniciar la reconstrucción de los posibles textos una vez terminada la campaña de excavación. También dentro, Ana hizo un barrido superficial del corredor y de una de las cámaras para encontrar fragmentos de relieves u otro tipo de material que estuviera disperso. Jónatan, un día más, continuó documentando e inventariando piezas, pues la llegada de éstas es constante y no puede perder el ritmo si queremos acabar la campaña con todos los materiales registrados y documentados propiamente. Como anécdota, uno de los hallazgos más curiosos de hoy fue el dedo meñique de una momia con una uña que todavía se conservaba.

En la tumba TT 315 Mohamed ha continuado supervisando las excavaciones exteriores, que nos están dando nuevos e interesantes resultados, pero que aún necesitan evaluarse dentro del contexto para entenderlos mejor. Uno de los muros de las tumbas vecinas y su relación con nuestra estructura está haciendo que nos cuestionemos algunas interpretaciones anteriores. En cualquier caso, el material procedente de esta zona de la excavación ha disminuido en número, lo que podría indicar que finalmente hemos llegado a un contexto del suelo que no ha sido alterado ni afectado por Winlock y sus trabajos en la década de 1920.

Al otro lado del complejo, en la zona este, Sebastián está siendo el responsable de la limpieza del corredor superior, el descenso y el pasillo de la tumba de Meseh. Aquí aunque en menor número, también aparecen hallazgos antiguos como huesos, madera o textiles, aunque mezclados con materiales modernos. En cualquier caso, nuestro maravilloso colega Abd el-Hady tiene un gran ojo y siempre está atento con este tipo de materiales importantes. Su experiencia y conocimiento le hacen, sin ninguna duda, un gran excavador.

En el interior de la tumba, mientras, Raúl y Antonio han estado reorganizando los hallazgos de las últimas temporadas para distribuirlos según la tipología del objeto. Esto ha significado el tener que reabrir las cajas viejas y clasificar el material en las nuevas cestas que se compraron la semana pasada.

Además, el inspector de conservación en prácticas, Ali, ha estado limpiando y consolidando varios fragmentos de cartonaje. Algunos de ellos parecen pertenecer a la cabeza o el hombro de una máscara de momia o un ataúd del Tercer Periodo Intermedio o Época Baja. Una de estas piezas muestra una inscripción con el nombre de dios Upuaut, que como bien sabemos tiene una fuerte conexión con el dominio funerario en el pensamiento religioso egipcio antiguo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *