El trabajo en la tumba de Henenu va a empezar…
5 abril, 2017
Día libre (por unas horas solamente…)
7 abril, 2017

Explorando lo desconocido

En la rutina diaria de trabajo en Egipto la llegada de herramientas, peticiones o utensilios suponen una gran diferencia. Hoy una nueva estantería de madera llegó a la tumba de Henenu y todas las herramientas pudieron ser almacenadas de forma correcta.

Una vez que el pasillo de la tumba quedó despejado de cajas, herramientas, paquetes, utensilios, bolsas y otros objetos, Jónatan, Sergio y Kelly se plantearon la bajada a uno de los pozos situados en la cámara 5. Kelly accedió al interior con la ayuda de sus dos compañeros que iluminaban y vigilaban con precaución, ya que su profundidad es de 5,5 m, sigue parcialemente oscuro y no cuenta con ventilación. Una vez en el interior, Kelly pudo documentar una pequeña sala rectagular de piedra sin trabajar y en el suelo encontró, con una simple búsqueda, la pelvis y la pierna de un cuerpo envuelto en textiles y varios fragmentos de piedra sin decoración que todavÌa deben ser analizados. Además de esto, otro trabajo importante que se ha realizado hoy en la tumba de Henenu fue comprobar y asegurar la estabilidad de los techos en varias de las cámaras. Además de verificar la estabilidad, la excavación de la parte noresta del patio de Henenu ya comenzó. En esa zona se ha encontrado una vena de alabastro que parece no haber sido explotada. Ya veremos qué tipos de estructuras nos aguardan en esta sección del yacimiento en los próximos días.

En la tumba de Ipi se han estudiado desde un punto de vista arquitectómico las grietas y fisuras de la cámara funeraria que contiene el sarcófago. Cuando llegue nuestra geóloga, Teresa Bardají, podrá ofrecer más datos sobre esta cuerstión desde el punto de vista de la geomorfología y de cómo afecta la misma a nuestra cámara. Al haber sido saqueada en la antigüedad y parcialmente modificada por los trabajos de Winlock en la década de los años 20, una gran cantidad de escombros y piedras sueltas se encuentran alrederor del sarcófago, por lo que antes de despejar la zona de restos y excavarla, necesitamos conocer su consistencia y estabilidad. Por otro lado en la excavación de la parte occidental supervisada por Mohamed han aparecido nuevas estructuras que deberán ser documentadas y analizadas en los próximos días. La limpieza del muro de la tumba en contacto con la tumba MMA 511 seguro que clarifica la secuencia relativa de estos dos monumentos.

Los materiales asociados a estas estructuras han sido inventariados por el propio moudir Antonio. Había tanto trabajo que casi todos los miembros en la zona, incluso él, estuvieron ocupados con los materiales procedentes de Ipi. Antonio dejó las labores de supervisión del yacimiento y echó una mano para procesar el material ingente de estos días. Mientras tanto, Raúl, Ana y Dina terminaron de clasificar el material de embalsamamiento encontrado en la última campaña, rodeados de bolsas que no parecían no tener fin. El estudio de los restos de una ceremonia de momificación revelarán grandes cosas. A pesar de las dificultades del día, los trabajos han sido fructiferos ya que algunas de las piezas aparecidas son muy curiosas y estamos deseando que Salima las analice para entender mucho mejor su función y significado. Por ejemplo, una pieza que examinó Ana mostraba claramente la huella de una mano, sin duda alguna perteneciente al sacerdote responsable del tratamiento del cadáver.

En el interior, los conservadores Eman, Rawda y Mohamed siguieron con la limpieza del sarcófago, un trabajo que requiere mucha paciencia y precisión, ya que cada signo y línea deben ser tratados de forma individual. A pesar de la complejidad y lentitud del método, los resultados son excelentes. Seguro que nuestra epigrafista, Dina, se alegra de ver que muchas de las lagunas de sus textos ya muestran un mejor aspecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *