Estableciendo puntos de partida
3 abril, 2017
El trabajo en la tumba de Henenu va a empezar…
5 abril, 2017

¿La maldición del natrón?

Hoy por fin hemos conseguido hacernos una foto con el equipo casi completo para la campaña 2017 en Deir el-Bahari. Aunque faltaba Salima, que nos ha dejado unos días por compromisos universitarios y otros compañeros que aún están por llegar, todos nos reunimos en el patio de Ipi deseando aparecer en esta foto. Con el deseo de guardar un gran recuerdo en la memoria y como agradecimiento de nuevo por el apoyo de la Universidad de Alcalá decidimos colocarnos junto a la entrada a la tumba de Ipi, en el sector este, donde se encuentra la jaima con nuestro logo y el de la universidad patrona. Otro motivo para tomar esta fotografía justo en este momento fue la visita del Director Manager de Deir el-Bahari, Ezz El-Din er-Noby, y los inspectores de la zona, Ahmad Boghededi y Omar Fathi.

En la cámara más profunda de la tumba de Ipi, los conservadores Eman, Mohamed y Rawda continuaron con las labores de limpieza y consolidación de la cámara y el sarcófago, aplicando un tratamiento a una de las caras interiores del sarcófago de Ipi con el que podrán hacerse visibles los signos que, a primera vista, parecían perdidos. Todos deseamos ver mejor estos signos y poder traducir más jeroglíficos de esta inscripciób, sobre todo porque la decoración del sarcófago ha ido desapareciendo por vandalismo y los estragos del paso del tiempo y sería interesante tener la inscripción completa.

En el patio del complejo de Ipi, Mohamed –como el responsable arqueológo del área– se ha concentrado en la excavación del muro oeste de la TT 315 y en sus límites con la tumba vecina MMA 515, que aún muestra estructuras en adobe intactas. Este trabajo está siendo supervisado por Abd el-Ghany. Para asegurarnos que se aclara la secuencia de construcción, Mohamed ha tomado una serie de fotos con la intención de producir un modelo 3D del área que mejore nuestra interpretación. Los primeros resultados indican que las estructuras de la tumba de Ipi eran anteriores a las de la tumba MMA 515 y que las mismas fueron usadas como base para la construcción del muro de esta última.

Mientras tanto, Raúl, Ana y Dina han continuado examinando y documentando el material textil que apareció durante la anterior campaña de excavación. El estudio de estos materiales consiste, en general, en intentar identificar qué tipo de vendas son, si pertenecen a la momificación del interior o exterior del cuerpo, de qué forma se usaron, si estaban en contacto directo con el cuerpo o si fueron impregnadas en aceite, etc. Considerando la situación, máscaras y guantes se han convertido en fundamentales para la protección de cada miembro del equipo.

En la tumba de Henenu los obreros han terminado de limpiar el corredor, donde han aparecido numerosos fragmentos de estela con decoración incisa y pintada. También se ha recogido un fragmento del sarcófago de Henenu en piedra con inscripciones jeroglíficas en cursiva y un fragmento muy singular decorado de sudario de época romana. Jónatan, especialista en este tipo de tejidos, lo ha catalogado como una pieza excepcional. Fuera en el patio, Kelly y Sergio continuan preparando las localizaciones con la ayuda de la estación total para usarlas como puntos de referencia en las mediciones.

En general los miembros del equipo están muy contentos por el progreso tan positivo de la excavación, aunque nos encontremos apenas en la primera semana de trabajo. La intensidad del trabajo nos hace pensar a veces que serían necesarias incluso más horas de trabajo extra en el yacimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *