Viernes, 31 de marzo de 2017
31 marzo, 2017
Domingo, 2 de abril de 2017
2 abril, 2017

Sábado, 1 de Abril de 2017

A la espera…

Nuestro día se inició con la buena noticia de la llegada de nuestros permisos desde El Cairo por fax. Desgraciadamente, el día anterior el Director de la Oficina de Misiones Extranjeras, el Dr. Mohamed Ismail, estuvo ocupado todo el día y no pudo firmar los documentos. A falta de su sello y firma, nuestro moudir voló a Luxor y esperó con cierto nerviosismo los permisos necesarios. Al día siguiente, como le habían prometido, llegaron las autorizaciones por la mañana y de ese modo se puso en marcha la administración local. Desde aquí debemos agradecer especialmente al Dr. Adel por recibirnos en sábado –día no laborable para la administración del Ministerio de Antigüedades– y por preparar el expediente tan rápidamente. Sin ellos no hubiéramos podido tener asignado un inspector ni visitar el yacimiento un rato más tarde para poder ir planeando el inicio de las excavaciones al día siguiente.

Este año nuestro inspector se llama Hashem. Ha trabajado en la avenida de las esfinges de Luxor, tiene experiencia arqueológica y seguro que va a aportar con su conocimiento y experiencia, sobre todo en el ámbito de las excavaciones. Tras presentarnos al inspector y charlar con él para conocerlo mejor nos dirigimos al yacimiento junto al rais Alí. Aunque aún quedaba por recibir permiso para abrir las tumbas de nuestra concesión al día siguiente, ya podíamos visitar la zona, hacer una primera estimación de lo que podríamos plantear en la campaña y, de paso, que los nuevos miembros del proyecto pudieran observar el paisaje monumental y funerario de la montaña tebana.

Con el moudir al frente, el equipo se desplazó a pie por la plataforma de Asasif para poder examinar la concesión en detalle desde el sur. Las tumbas de Ipi y Henenu, a los pies de la colina, asombran por su magnificencia, monumentalidad y dimensiones, aspectos que ningún miembro del equipo pasó por alto. De hecho fueron muchas las intervenciones de los miembros a la hora de discutir las posibilidades del yacimiento y los objetivos y planes del Middle Kingdom Theban Project. Finalmente, aprovechando que nos encontrábamos ante uno de los monumentos más impactantes de la zona, decidimos visitar el templo de Hatshepsut y recorrer sus espacios de la mano de Sergio Alarcón, uno de nuestros miembros que lleva trabajando varios años con la misión polaca de Deir el-Bahari y realmente posee un conocimiento profundo del monumento. Sin duda alguna, además de tenerle como compañero y disfrutar de sus conocimientos, experiencia y actitud, ha sido un lujo escucharle hablar del templo y aprender tanto con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *